Katherine Grace McKee

Oh the places I'll go

¿Por qué quieres ser médico?

¿Por qué quieres ser médico?

Esta pregunta es la primera en una serie de preguntas de la entrevista de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oklahoma. Es una pregunta simple pero muy importante por la evaluación de los intenciones y motivos de un estudiante quien quiere ser una parte de una escuela muy prestigia. Durante las horas largas en la biblioteca o en el trabajo que yo odiaba, yo pensaba sobre esta pregunta. ¿Que fue la punta de todos mis esfuerzos? Algunas personas están en la escuela de medicina por el dinero y otras porque sus padres esperaban que se fuera. Pero lo quiero porque creo que es el propósito de mi vida servir a Dios a través de la atención médica a su pueblo.

Mucha gente dirá que quiere ser médico porque les gusta la ciencia y quieren ayudar a la gente. Pero esa respuesta no es lo suficientemente buena para los entrevistadores. Quieren saber por qué serías un buen médico y si tienes la fuerza para mantener el curso. La prueba de admisión a la Universidad médica dura ocho horas y tarda meses en prepararse. No me pasaría el tiempo estudiando para un monstruo de una prueba si no estaba seguro de que este era el curso que quería tomar. Y sé que el viaje será difícil, pero me siento como si estuviera preparado.

Cuando trabaje al Mundo de Walt Disney, pensó sobre esta idea cada día, porque mi padre me dijo que la perseverancia me hizo una persona más fuerte y me haría un mejor médico un día. Cuando un invitado fue grosero o mi gerente fue desagradable, recordé que aprender paciencia en este entorno valdría la pena en mi futura carrera. Mucha gente dirá que quiere ser médico porque les gusta la ciencia y quieren ayudar a la gente. Pero esa respuesta no es lo suficientemente buena para los entrevistadores. Quieren saber por qué serías un buen médico y si tienes la fuerza para mantener el curso.

Sin embargo, creo que una de mis mejores cualidades es que realmente disfruto estudiando y leyendo. Me encanta pasar horas en la biblioteca con mis libros y mis amigos, bebiendo café y estudiando para nuestros exámenes. Esa es una de las cosas más grandes que echo de menos de este año con COVID-19. Sin embargo, me reconforta el hecho de que ser médico significa seguir aprendiendo toda tu vida. Estudiar nuevos descubrimientos y aplicarlo a tu conocimiento fundamental.

Pero la final cualidad que creo que es necesario ser una medica grande es tener un amor por la gente en su clínica y tener compasión para todas las personas, independientemente de su historia. Aprendí esta habilidad a través de años trabajando en campamentos de verano con chicas de todos los orígenes. Algunas eran hijas de los neurocirujanos, y otros trajeron dos cambios de ropa y un cepillo de dientes. No importa su origen, cada chica tenía dones únicos y personalidades que los hacían destacar. Todos eran genios a su manera, y aprendí mucho de ellos. Pero más que enseñarles y aprender de ellas, esas chicas eran mis amigas. Nos gustaba pasar el rato y saber que podríamos estar en paz durante una semana sin miedo a juicio. Quiero proporcionar ese mismo nivel de paz a mis pacientes como médico. Quiero que sepan que no serán juzgados por ninguna razón y que puedo confiar en que los trataré con conocimiento y compasión a lo mejor de mis habilidades.

Para terminar, sí, quiero ser médico porque me gusta la ciencia y quiero ayudar a la gente, pero es mucho más que eso. Y la calidad del médico depende de tantos más factores de los que puedo describir aquí.

Next Post

Previous Post

Leave a Reply

© 2021 Katherine Grace McKee

Theme by Anders Norén

css.php